Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Sobre la obesidad

Un problema a nivel mundial

 

La obesidad y el sobrepeso son conjuntamente la pandemia del siglo XXI, tal y como subraya la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una enfermedad de graves consecuencias que afecta tanto a adultos como a menores. De ahí, la necesidad de compromiso y prevención, por parte de las sociedades, asociaciones y personajes públicos.

Según los últimos datos a nivel mundial, la obesidad es la segunda causa de mortalidad prematura y evitable, después del tabaco, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo. Asimismo, más de 1 de cada 10 personas la padece, significando un total de 502 millones de ciudadanos obesos en el planeta.

La obesidad es una enfermedad que desencadena comorbilidades crónicas que pueden ser evitables: trastornos respiratorios, cardíacos, diabetes tipo 2 o hipertensión. Éstos son sólo algunos de los ejemplos que, en continuo crecimiento, aumentan el riesgo de mortalidad, así como la disminución de la calidad de vida. A esto pueden unirse también los factores de índole psicológico, como la baja autoestima, los problemas de relación interpersonal o la discriminación, que agravan la capacidad de recuperación de los afectados.

A la hora de abordar la obesidad y el sobrepeso no podemos hablar de una causa genética única, sino de una dolencia de origen multifactorial. El sedentarismo, la ingesta excesiva de energía, malos hábitos alimentarios, etc., son los pilares más importantes de su razón de ser.